Make your own free website on Tripod.com

  | Fundación Lucis | BVM | Triángulos | US | Actividades de Servicio | Producciones Lucis | La GI |

Escuela Arcana

Internet Arcano :Escuela Arcana Agosto 12, 1999
 

Internet Arcano
Fundación Lucis
Buena Voluntad Mundial
Triángulos
Unidades de Servicio
Actividades de Servicio
Producciones Lucis
La Gran Invocación
La Escuela Arcana
¿Qué es la Escuela Arcana?
El Plan
Las Reglas del Sendero
Contáctenos
Para obtener mayor información acerca de las actividades y servicios de la Lucis Trust, comuníquese a través de su e-mail.
¿Qué es la Escuela Arcana?

¡Grande es el misterio de la Santidad!

La Palabra surgió para todos los hijos de los hombres,
los hijos de Dios: demuestren el signo de Dios. Abandonen
este elevado Lugar y, en el reino externo de la obscuridad,
trabajen y sirvan; manifiesten lo Real, desvelen las ocultas
profundidades de la Luz. Revelen la divinidad.

Así, a través de las épocas, los hijos de los hombres,
que son los Hijos de Dios, han encarnado en si mismos
la Luz que brilla, el Poder que eleva y sirve, y el Amor
eternamente perdurable. Siguieron el Camino de la Pureza,
el Camino hacia lo más interno. Nosotros los seguimos.
tratamos de hacer lo mismo.

(El Antiguo Comentario)

 
La Escuela Arcana fue fundada en 1923 por Alice Ann Bailey, para responder a la demanda manifiesta y siempre creciente por una enseñanza y formación más profundas en la ciencaia del alma.

La meta del entrenamiento esotérico dado por la Escuela Arcana es de ayudar en el desarrollo espiritual del estudiante, llevarlo a aceptar las responsabilidades del discipulado y a servir al Plan sirviendo a la humanidad. El esoterismo es un modo práctico de vida.

La función de la Escuela es de ayudar a los estudiantes que se encuentran en las etapas finales del Sendero de Probación a alcanzar el Sendero del Discipulado y a aquellos que se encuentran ya en ese Sendero, a avanzar más rapidamente y a ser más eficaces en el servicio.

Es un discípulo aquel que, por encima de todo, se ha comprometido a realizar tres cosas:

  1. ESTIMULAR y alentar a los hombres y mujeres de buena voluntad de todas partes, para que, unidos y por propio esfuerzo, establezcan rectas relaciones humanas entre razas, naciones y clases sociales, mediante una inteligente comprensión, adecuada comunicación y las vinculaciones apropiadas.
  2. SERVIR a la humanidad;
  3. COOPERAR con el Plan de la Jeraquía, tal como él lo comprende y lo mejor que puede;
  4. DESARROLLAR los poderes de su Alma, ampliar su conciencia y seguir las directrices de su Yo Superior y no los imperativos de su triple yo inferior (o triple personalidad).

Discipulado es una palabra utilizada corrientemente por los aspirantes del mundo entero, tanto en Oriente como en Occidente. Podría ser definido como la etapa final del sendero de evolución, la etapa en la que el hombre a sabiendas se compromete a imponer la voluntad del Alma, (la cual es esencialmente la Voluntad de Dios) a la naturaleza inferior. En ese Sendero se somete a sí mismo al entrenamiento, por medio de una disciplina apliacada sistemáticamente, la cual produce un desarrollo acelerado de los poderes y de la vida del Alma.

Las tres condiciones fundamentales en las que reposa la formación impartida por la Escuela Arcana son: la meditación ocultista, el estudio y el servicio a la humanidad.

La sinceridad de intención, la pureza de los motivos y la perseverancia frente a todos los obstáculos y dificultades son requeridos a quienes emprenden voluntariamente esta autoformación en la ciencia esotérica del Alma, la cual se manifiesta por medio de una vida conforme a las reglas del discipulado. La formación ofrecida por la Escuela, a través de los difentes cursos de estudio y de meditación es, por consiguiente, eliminatoria en relación con todos quienes no están preparados y aquellos que no quieren hacer el esfuerzo y los ajustes necesarios. Seguir los cursos de la Escuela Arcana es comprometerse a una dura labor.

La presentación de la enseñanza, adaptada a la nueva civilización que está emergiendo rápidamente insiste sobre el entrenamiento de los discípulos en formación grupal, una técnica que caracterizará al discipulado en la Era de Acuario. La formación ofrecida por la Escuela Arcana es, por consiguiente, aplicada a los grupos.

La Escuela Arcana proporciona un entrenamiento práctico que ayudará al aspirante en sus propios esfuerzos para "conocerse a sí mismo", y conocer su lugar en el servicio, en relación con aquellos que lo han precedido en la escala evolutiva y de los que pueden esperar asistencia y en relación con aquellos a quienes él puede, a su vez, ayudar.

Estudiantes de diferentes partes del mundo, los cuales pueden no llegar a conocerse ni encontrarse nunca, sirven juntos por medio de la meditación y el estudio grupal, facilitando así la precipitaci&ocuten de las ideas sobre las que serán fundadas la nueva civilización y la nueva cultura.

El trabajo de la Escuela Arcana, en el mundo entero, se lleva a cabo enteramente por correspondencia, por medio de una relación directa entre el estudiante y los Centros. La Escuela no organiza ningún curso, clase o grupo de discusión. Cada estudiante es llevado a pensar, meditar y buscar la Verdad por sí mismo, según sus exigencias internas y su comprensión, aprendiendo gracias a la independencia espiritual así obtenida, el significado de la interdependencia en el trabajo de grupo.

Los estudiantes residentes en América son servidos por el Centro de Nueva York, los que viven en Gran Bretaña y en la Commonwealth, lo son por le Centro de Londres, y todos los estudiantes que trabajan en las diferentes lenguas europeas, los son por el Centro de Ginebra. Cada centro dispone también de una biblioteca cuyo servicio se realiza por correo.

El trabajo es financiado por medio de contribuciones voluntarias de los estudiantes y de todos quienes se interesan en la enseñanza y formación impartidas por la Escuela. Se espera que los estudiantes de la Escuela compartan la responsabilidad de su mantenimiento, cada cual segú,n sus posibilidades.

La Escuela Arcana no es sectaria y respeta el derecho de cada estudiante de coservar su punto de vista y sus creencias. La Escuela no está basada en una presentación autoritaria de alguna línea de pensamiento o código ético. El material utilizado en los cursos ha sido extraído de fuentes variadas. El conocimiento, la lucidez y la sabiduría, así como la capacidad de manipular las energías espirituales que resultan del trabajo y la enseñanza de la Escuela Arcana, deben expresarse y encontrar su aplicación por medio de una cotidiana vida de servicio, ayudando a la manifestación del Plan divino y a la solución de Los Problemas de la Humanidad.

[ Regreso al Inicio ]

El Plan
En Tratado sobre Magia Blanca se describió uno de los primeros pasos dados por la Jerarquía al inaugurar el nuevo Plan. Este Plan fue formulado en 1900 a manera de ensayo en una de las grandes reuniones realizadas por la Jerarquía cada 25 años. En la siguiente gran reunión efectuada en 1925, a fin de lograr colaboración, se discutió más detalladamente el nuevo Plan. Se introdujeron ciertos cambios necesarios (como resultado de la Primera Gran Guerra), y los miembros de ese importante Concilio resolvieron dos cosas:

Primero, que los miembros de la Jerarquía planetaria deberían hacer un esfuerzo unido durante un periodo de varios años (hasta 1950) para lograr ciertos resultados definidos, y durante ese tiempo la atención de los Grandes Seres debía tratar de expander la conciencia, aplicando una especia de procedimiento forzado, a fin de ampliar grandemente la forma de pensar de los hombres y aumentar su fe, confianza y conocimiento. También se decidió que ciertas dudas debían ser aclaradas.

Segundo, se decidió a vincular más estrecha y subjetivamente a los discípulos avanzados, aspirantes y trabajadores del mundo. A tal fin, los Maestros pusieron Sus grupos personales de discípulos en contacto entre sí, subjetiva, intuitiva y, a veces, telepáticamente. Así vino a la existencia el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo.

Por lo tanto, en lugar de siete grupos de trabajadores existentes en el mundo, absorbidos en las actividades que corresponden a las siete líneas mayores de fuerza - su lugar en el esquema determinado por su rayo -, los Maestros, Sus discípulos y los probacionistas se agruparon en tres divisiones principales, para que lso campos de la evolución humana, de la política, la religión y la educación pudieran ser adecuadamente atendidos.

Al mismo tiempo organizaron el grupo intermedio de Servidores del Mundo que serviría como medio de enlace, intérprete e intermediario entre la Jerarquía interna activa y los pensadores del mundo, y también como agente en cada país y en todos los grupos. En esta forma, los grupos animados por el deseo de servir (a pesar de lo erróneo de su técnica y método), que podían ser de utilidad para ayudar a sus semejantes, fueron atraídos en la corriente de estímulo espiritual con la intención de aumentar su eficacia. De los grupos cristalizados y sectarios no respondieron todos, pero entre ellos, aún los más pasivos, se encontraron algunas personas que respondieron a este nuevo impulso.

La institución de ese nuevo Plan hizo acrecentar automáticamente el entrenamiento de esos hombres y mujeres que daban señales de responder a las influencias subjetivas y a la intuición. Se consideró prudente aplicar un procedimiento forzado a fin de que la humanidad fuera más sensible y desarrollara ciertos poderes latentes pero ocultos. También se intentó llevar a los más avanzados a un nivel de sensibilidad y a una receptividad espiritual que hasta ahora había sido el privilegio de algunso místicos intuitivos. Durante los últimos años este procedimiento ha continuado y los resultados han sido mejores de lo que se anticipó. La guerra que devastó al mundo eliminó muchos obstáculos.

Hablando en forma general, sus organizadores dividieron el Plan en tres partes:

Política;
Religión y
Ciencia.
Observarán que el trabajo de derribar el aislamiento y la separatividad grupales es tan agotador que requiere las energías unidas de tres grupos de trabajadores para lograr los resultados deseados. Los siete grupos de trabajadores están organizados de la manera siguiente:
Sector político ............. Primero, Sexto y Séptimo rayos.
Sector religioso ............. Seguno y Cuarto rayos.
Sector educativo ............. Tercero y Quinto rayos.

Recuerden que, si bien el trabajo se lleva a cabo en tres campos del pensamiento y actividad humanos, el resultado neto es un esfuerzo realizado para producir una síntesis y una gran campaña preparatoria para llegar a una revelación de tal magnitud que no puedo aún detallarla. El reconocimiento de su veracidad depende del progreso e iluminación; este progreso se está acelerando y hace que se reconozca más fácilmente aquello que está en camino. Recuerden que la revelación nunca viene por donde se le espera. La luz afluirá sobre la humanidad y modificará sus condiciones de vida, cambiarás sus perspectivas sobre sobre los asuntos mundiales e inaugurará una nueva era que se distinguirá por su aptitud para la síntesis, la colaboración grupal y por los nuevos poderes mentales que conducirán a una reorientación de la mente, a fin de que pueda funcionar con igual facilidad en dos direcciones. Podrá dirigirse externamente al mundo de las formas manifestadas, e internamente al mundo de la síntesis, de la unidad y del espíritu. Se adoptará una nueva actitud hacia la vida, que se evidenciará en un nuevo sentido de los valores, porque la vida tendrá un significado hasta ahora desconocido, y obtendremos tal interpretación de ese significado que nuestra experiencia diaria se enriquecerá. Para este fin los verdaderos trabajadores dedican hoy todo su esfuerzo.

[ Regreso al Inicio ]

Las Reglas del Sendero

Existe un Camino que conduce a los hombres hacia el conocimiento y la comprensión de la Luz, del Amor y del Propósito de la Divinidad, el cual les enseña a manipular esas energías espirituales para el servicio a sus semejantes y la aceleración del progreso de la elevación humana. Son numerosos aquellos que han recorrido ese Camino antes que nosotros, habiendo dejado, para guiarnos, las Leyes y Reglas del Sendero, establecidas según las necesidades y el desarrollo espiritual del estudiante y del aspirante.

El Camino debe recorrerse a la plena luz del día que proyectan sobre el Sendero aquellos que saben y dirigen. Nada puede ocultarse, y en cada vuelta de ese camino el hombre debe enfrentarse a sí mismo.
En el Camino lo oculto queda revelado. Cada uno ve y conoce la villanía del otro. Sin embargo, a pesar de esa gran revelación no es posible volver atrás, despreciar a los demás, ni vacilar en el camino. El Camino penetra el día.
El Camino no se recorre solo. No hay prisas. Sin embargo no hay tiempo que perder. Cada peregrino, sabiéndolo, acelera sus pasos, hallándose rodeado por sus semejantes. Algunos logran pasar adelante, él los sigue. Otros caminan detrás, él marca el paso. Pero no camina solo.
Tres cosas debe evitar el peregrino. Ponerse un capuchón o velo que oculte su rostro a los demás; llevar un cántaro de agua que sólo contenga agua suficiente para sus propias necesidades y un báculo únicamente para sí.
Cada peregrino en el Camino debe llevar consigo lo necesario; un recipiente con fuego para dar calor a sus semejantes; una lámpara que arroje luz sobre su corazón, a fin de que sus semejantes puedan ver la naturaleza de su vida oculta; una bolsa de oro que no ha de esparcir por el Camino, sino compartir con otros; una ánfora sellada en la que lleva todas sus aspiraciones a fin de ofrecerlas a Aquel que espera en el portal para darle la bienvenida.
Cuando el peregrino recorre el Camino debe tener el oído atento, la mano dadivosa, la lengua silenciosa, el corazón casto, la voz de oro y el ojo abierto que ve la luz. Sabe que no camina solo.

(Discipulado en la Nueva Era I, 583-584)

[ Regreso al Inicio ]

¿Qué es la Escuela Arcana? |  El Plan  |  Las Reglas del Sendero  |

Todos los Derechos Reservados © Internet Arcano, Copyright © 1999

.